4 Consejos Para Ser el Mejor Reclutador en una Entrevista Blog Feature

Por: Diana Pardo - 22/12/2015

Imprime/Guarda como PDF

4 Consejos Para Ser el Mejor Reclutador en una Entrevista

entrevista laboral

mejor_entrevistador.jpgLa entrevista de trabajo suele ser una de las principales tareas que se le asignan a los reclutadores en la organizaciones. Sin embargo el proceso no se reduce simplemente a este momento de encuentro con el candidato que puede durar unos minutos. Debe de haber un trabajo de fondo previo.

La mayoría de los candidatos se preparan antes de realizar una entrevista de trabajo. Hoy en día con las nuevas tecnologías tienen acceso a datos de la empresa en tiempo real a través de la Web, Blog, Medios Sociales, Grupos en Foros e incluso si conocen el nombre de la persona que les hará la entrevista, pueden investigar sobre ella y su perfil en lugares como LinkedIn.

Esto significa que los reclutadores también estamos siendo observados y la persona seguramente acudirá a nuestra cita no solamente con datos sobre la empresa, sino también sobre nosotros, por lo que debemos de estar preparados. Y para ello, te recomendamos que te descargues nuestro webinar donde encontrarás consejos para hacer una Criba  Efectiva antes de la entrevista. 

New Call-to-action

Pero esta información previa no es sólo para hacer las preguntas adecuadas a los posibles candidatos sino también para responderlas y aclarar cualquier cuestión o duda que nos planteen. Esto es lo que se conoce como una eficaz comunicación bidireccional, no nos olvidemos que cada parte representa un 50% de la conversación.

Hoy queremos dedicar este artículo a nombrar 4 útiles consejos que pueden ayudarnos a estructurar y realizar la entrevista perfecta con los mejores resultados.

1. Investiga a Fondo la Vacante

Si no conocemos en profundidad el puesto que necesita cubrir la organización, tampoco podremos definir cuales son las habilidades y aptitudes exactas que necesita tener la persona ideal para desempeñarlo. Con lo cual tampoco seremos capaces de estructurar la forma en la que se va a desempeñar la entrevista, las cuestiones a plantear y la orientación que le queremos dar.

Es muy importante en esta primera etapa intentar resolver todas las cuestiones que el candidato nos pueda plantear, con el fin de evitar que se vaya de la entrevista con lagunas y dudas. Para esto también tenemos que estar preparados. ¿Quieres saber cómo? Descúbrelo en este Webinar 

Con las nuevas tendencias de reclutamiento, el sector de los Recursos Humanos se ha socializado, y en algunas ocasiones ocurre que en un contacto previo con las personas que queremos entrevistar, surgen preguntas de ellos hacia nosotros del tipo:

¿Cuáles son los objetivos prioritarios de la empresa a corto plazo? ¿Porqué según tu punto de vista esta organización es un buen lugar para trabajar? ¿Qué espera la empresa de mi en el primer año?

 

   Resolver las dudas del candidato es clave para marcar la diferencia entre una buena y una                        mala entrevista                                                                                                                Click to Tweet 1870182.jpg

 

Quizás para muchos reclutadores pueda sonar inusual que el candidato exponga su curiosidad de esta manera, pero debemos tomarlo como algo natural que forma parte del proceso para la obtención de unos mejores resultados.

No solo deben aclararse las habilidades y aptitudes para el puesto sino también hablar de lo que el cargo puede ofrecer de positivo al candidato en cuanto a aprendizaje y desarrollo profesional.

2. Realiza un Estudio Previo del Candidato

Además de analizar con interés el CV de los candidatos donde se muestra la formación, experiencia profesional y datos personales básicos, debemos de hacer también un estudio paralelo de nuestro target o público objetivo.

No cabe duda que en función del sector en el que estemos trabajando, la edad requerida para el puesto y la formación específica, necesitaremos localizar personas con aptitudes y habilidades determinadas.

Gracias a los medios sociales y a los grupos de LinkedIn podemos encontrar personas den mismo perfil en un mismo foro, lo cuál facilitará nuestra tarea.

En definitiva si hacemos un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) tanto del sector como del perfil que necesita la organización, estaremos afianzando el éxito posterior del proceso de reclutamiento.

New Call-to-action

3. Estructura las Preguntas en 3 Bloques

Llegados a este punto, tenemos que ser conscientes de que la mayoría de los candidatos acuden a la entrevista preparados para contestar todo tipo de preguntas referentes a su trayectoria profesional, tal y como aparece plasmada en su CV.

Esto por supuesto hay que hacerlo, pero debe ser solo una parte más de las preguntas a realizar.

Veamos las distintas categorías: 

  •  Haz Preguntas Sobre el CV Difíciles de Falsear

Esto quiere decir que además de hablar sobre su aptitudes y habilidades debemos ir un poco mas allá proponiendo casos prácticos reales. Por poner un ejemplo, si nos encontramos repasando su experiencia profesional podemos hacer preguntas del tipo:

¿Cuál fue tu último reto en el anterior puesto? ¿Cómo lo enfrentaste? ¿Lograste resultados? ¿Trabajabas de forma individual o en un equipo?

Incluso podemos crear una situación imaginaria y pedirle que nos muestre como la resolvería.

  • Introduce Preguntas Sorpresa

preguntas_entrevista.jpegEstas preguntas son aquellas que los candidatos no se esperan y no han preparado, por lo tanto veremos de forma real su espontaneidad, capacidad de respuesta y resolución de imprevistos.

Esta es la estrategia que siguen hoy día los gigantes de la tecnología como Google, Apple o Facebook en sus procesos de selección. Utilizan el factor sorpresa como arma para detectar talento. Preguntas inesperadas como ¿Cuántas vacas hay en un determinado estado de los EU? o Proponer juegos digitales online a un posible candidato sin que éste sea consciente de que está en un proceso de reclutamiento, son una de las tendencias utilizadas por estas organizaciones para captar talento.

Lo ideal es no centrar la entrevista en una sola categoría de preguntas sino ir intercalándolas.

  • Preguntas Más Allá del Puesto de Empleo

La finalidad es conocer la personalidad del candidato, su filosofía de vida, gustos, aficiones, pasiones, y lo más importante cuales son sus fuentes de inspiración y motivación.

Seguramente en alguna ocasión nos ha ocurrido que hemos seleccionado a la persona con las habilidades y aptitudes perfectas par el puesto de trabajo, sin embargo a la hora de la verdad no ha sabido desempeñar su labor e incluso ha abandonado la empresa.

¿Qué ha ocurrido? Pues lo más probable es que esta persona efectivamente contaba con la formación y experiencia necesaria sin embargo no había ninguna característica del puesto que lo motivase llevándolo a la rutina, ineficacia y abandono.

Una gran pregunta para conocer exactamente las motivaciones de un candidato es: ¿Si estuvieras en una situación económica acomodada y no tuvieras necesidad de trabajar, a qué dedicarías tu tiempo? Las respuestas son realmente sorprendentes.

Combinando estas tres opciones de cuestiones, iremos completando nuestro tetris de reclutamiento.

4. Establece una Escala de Puntuación

Esto es lo que se conoce como feedback o valoración de resultados. Debemos tener muy clara una escala de puntuación para cada una de las cuestiones que hemos realizado en la entrevista, otorgándole a cada una la importancia que se merece.

De esta forma podremos valorar resultados a media que vayamos avanzando en ele proceso.

Estos 4 consejos pueden resultarnos muy útiles para estructurar previamente un proceso de selección y reclutamiento en la fase de la entrevista personal. Saber cómo manejar nuestras entrevistas nos ayudará a conseguir el mejor candidato. 

Publica_ofertas_empleo_en_varios_portales

Otros posts y recursos de interés: