¿Cómo Ayuda a tu Empresa la Evaluación del Desempeño? Blog Feature

Por: Albert Roig - 11/9/2015

Imprime/Guarda como PDF

¿Cómo Ayuda a tu Empresa la Evaluación del Desempeño?

evaluación del desempeño

La evaluación del desempeño es una eficaz herramienta usada para medir el cumplimiento de los objetivos que se pretenden conseguir sobre una conducta profesional determinada. Se realiza para localizar las insuficiencias del personal examinado en cuanto a la integración en la empresa que lleva a cabo la evaluación. En ella se consideran factores como la capacidad del personal, actitud y aptitud, sus fortalezas y debilidades, sus posibilidades de progresión, su evolución dentro de la organización y el estudio de la adaptación de determinados empleados en la forma de trabajo de la empresa y su involucración en la finalidad empresarial de ésta.

¿Qué Objetivos Persigue la Evaluación del Desempeño?

Se trata de un proceso funcional y periódico de estimación de la eficacia y eficiencia con las que determinados cargos o puestos de una compañía desarrollan sus actividades y contribuyen al cumplimiento de los objetivos fijados por la empresa. Con este análisis se podrá establecer, en una segunda fase, un programa de medidas y acciones para reconducir al empleado mediante planes de motivación personalizados, estrategias para optimizar el talento de los trabajadores de la compañía, su satisfacción y su involucración en las metas empresariales.

La idea principal de la evaluación del desempeño es suministrar a los gestores de la empresa los datos más precisos para la toma de decisiones relacionadas con los Recursos Humanos de su organización, como es el caso de incrementos salariales, recortes de plantilla, promociones a escalas superiores, etc. Además, se trata de poder informar a los empleados de su integración en la forma de trabajo de la organización, y motivarlos para que modifiquen determinados hábitos de comportamiento, insertarlos en los procesos de capacitación adecuados para una mejora de sus conocimientos, etc.

Parámetros Previos de la Evaluación del Desempeño

evaluar

Es importante, en la preparación previa de la evaluación del desempeño, fijar los aspectos concretos que van a analizarse, la forma y el tiempo de la evaluación. Generalmente, para que este estudio ofrezca resultados reales y fiables, los plazos más adecuados son los de año o el semestre. Es preciso configurar para los evaluadores unas directrices estandarizadas sobre el análisis que van a llevar a cabo, para evitar en lo posible las connotaciones personales, los prejuicios, preferencias, etc., que éstos pudieran tener sobre las personas que van a evaluar.

La evaluación del desempeño es un eficaz instrumento para mejorar los resultados de los medios humanos de que dispone una organización (Twittear Esto). Además, afianza las relaciones humanas entre empleados y cargos directivos, favoreciendo la confianza e interacción en el día a día de la actividad empresarial entre unos y otros.

El objetivo final es estimular al máximo el potencial de desarrollo que posee cada trabajador, y conseguir la máxima productividad para la empresa. Los resultados obtenidos en este análisis del desempeño pueden servir para mejorar diferentes áreas de la empresa, no sólo directamente a los empleados. La información obtenida tendrá una gran valía; debidamente almacenada en los sistemas de gestión de procesos dentro del software de la organización, supondrá un importante soporte para la toma de decisiones de gran relevancia por parte de los gestores de la empresa.

Factores a Evaluar

  • Las cualidades personales del empleado, tanto en lo referido a las características de su personalidad, como en el análisis de su comportamiento a lo largo del período estudiado.

  • La contribución del trabajador a las labores que le han sido asignadas.

  • El potencial de evolución a medio y largo plazo del empleado dentro de la empresa.

  • La aptitud del trabajador analizado para su puesto de trabajo, así como la calidad de las tareas desempeñadas.

  • La estabilidad emocional que tiene como persona, a nivel sentimental, personal, objetivos personales a conseguir, etc.

  • Relaciones del empleado con otras personas. Sean de su propio departamento, o de otras áreas, forma de interactuar con compañeros de trabajo en el desarrollo de las funciones asignadas, facilidad para la consulta de informaciones requeridas y para compartir los datos y procesos que necesiten otros empleados, etc.

En definitiva la evaluación del desempeño debe efectuarse siempre teniendo en cuenta los objetivos que se pretenden conseguir respecto de la integración de los empleados en la empresa, no sólo analizando la forma en que éstos realizan sus tareas.

El análisis tiene que realizarse con la máxima objetividad. No puede estar basado en percepciones o apreciaciones personales por parte de los evaluadores. Lo ideal es que la evaluación del desempeño sea aceptada por ambas partes, la persona que realiza el análisis y el empleado objeto de la evaluación. Los dos deben entender que el estudio se lleva a cabo con la finalidad de mejorar la rentabilidad y la productividad de la organización.

¿Realizas evaluaciones del desempeño en tu empresa? ¿Qué ventajas crees que puede aportarte el hacerlo? 

Ebook Las Claves Para Retener a tus Empleados

Otros artículos de interés: 
  • ¿Cómo Hacer la Selección por Competencias Más Efectiva?
  • Estrategia de Contratación Para Reclutar al Mejor Candidato
  • Vida Laboral y Vida Personal ¿Compatibles?

 

                    New Call-to-action