7+1 motivos para dejar de depender de los portales de empleo de pago Blog Feature
Cristina Alvarez

Por: Cristina Alvarez - 27/9/2017

Imprime/Guarda como PDF

7+1 motivos para dejar de depender de los portales de empleo de pago

Estrategia

¿Te acuerdas del Teletexto? Seguramente hace años que no lo usas, pero el servicio de información al que se accede a través de la televisión fue tremendamente popular en los noventa. La popularización de Internet acabó con su edad dorada y, aunque en 2010 todavía registraba 7 millones de visitas diarias, ya es cosa del pasado. ¿Sabes quiénes son el Teletexto del reclutamiento? Exacto, los portales de empleo de pago.

Surgidos a finales de los noventa, estas plataformas fueron especialmente efectivas para los reclutadores en los 2000. Como cuenta nuestra compañera Carolina Guillén en este post, proporcionaban rapidez a la hora de conseguir candidatos actualizados y volumen. “Infojobs en ese momento era el portal de referencia y todos los candidatos querían estar allí”, recuerda.

Pero el tiempo ha pasado y cada vez son más las empresas que tienen serios problemas para atraer talento allí. Si trabajas en una de ellas: no desesperes, es mucho más común de lo que crees. Eso sí, es importante que paulatinamente vayas reduciendo tu dependencia. Aquí tienes los 7+1 motivos más destacados para hacerlo.

 

1. Los candidatos que recibes no encajan o son de baja calidad

Hace unos meses un reclutador me comentaba resignado que le era imposible cubrir una vacante de especialista en marketing. Pese a recibir más de mil candidatos de portales de empleo, ninguno encajaba ni remotamente en el puesto. Entre los inscritos había dependientes, administrativos, comerciales… Finalmente tuvo que cubrir la posición contactando en frío con perfiles de LinkedIn.

En este tipo de webs abundan los candidatos de baja cualificación o blue collar, pero la cosa se complica si buscamos trabajadores con mayor formación. A esto se une el hecho de que muchos candidatos se apuntan a ofertas teniendo en cuenta únicamente una larga lista de requerimientos, por si “suena la flauta”. Las posibilidades de que, en caso de ser contratados, encajen con la cultura de la empresa son muy bajas. Este dato lo demuestra:

 

portales de empleo vs página de empleo

 

2. Tu marca empleadora se diluye e incluso empeora

Este punto va ligado con el anterior. En los portales de empleo tu marca empleadora se hace diminuta: un pequeño logo y el texto de la oferta suelen ser tus únicas armas para destacar en el océano de vacantes que contienen webs como Jobandtalent o Monster. Poner en valor el Employer Branding al que tantos recursos dedicas en estos espacios es prácticamente imposible. 

 

3. Los candidatos pasivos no están allí

En los portales de empleo de pago puedes encontrar a cientos de candidatos listos para ocupar puestos de dependiente, carretillero o reponedor, ¿pero qué ocurre cuando buscas perfiles de sectores como el tecnológico, con poco desempleo y apenas candidatos activos? Los cientos de currículums se convierten en un puñado y saltan todas las alarmas en tu departamento de reclutamiento y selección.

Según datos del propio Infojobs, las vacantes de programador Java y programador de otros lenguajes mayoritarios recibieron en 2016 una media de cinco y siete candidatos, respectivamente. ¿Qué probabilidades hay de que cerraran la contratación con solo estas opciones? Pocas, muy pocas.

 

Las ofertas de empleo de programador en Infojobs solo reciben una media de siete candidatos.

¡Tuitea la cita! Twitter_logo_bird_transparent_png.png

 

4. Cribar se convierte en una tarea titánica

Cuando expones tus ofertas a miles de candidatos ávidos de obtener un contrato laboral lo antes posible, es más que probable que termines desbordado ante la avalancha de curriculums. Suma a eso los perfiles duplicados que se producirán en las ofertas que publiques en uno o varios portales, y tendrás a tus reclutadores destinando gran parte de su valioso tiempo a descartar candidatos. Con el coste económico que eso conlleva.

 

5. No generas histórico de vacantes, candidatos y procesos

Cuando centras tus procesos de selección en portales de empleo, terminas obteniendo únicamente información muy superficial de los candidatos. Tendrás acceso a su currículum y su contacto profesional, pero te será imposible compartir con tus compañeros notas de entrevista, anotaciones o comentarios sobre ellos.  

Tampoco podrás saber si ya estuvo en un proceso anterior o si lo descartó alguien de tu equipo, ni los motivos que tuvo para hacerlo. Si alguna vez has llamado a un candidato y te ha dicho que ya le había contactado alguien de tu empresa, es hora de que te plantees cambiar.

 

6. Tampoco obtienes una base de datos propia

En Talent Clue tenemos clientes que han cerrado vacantes en solo 24 horas utilizando su propia base de datos. Evidentemente, esto es algo impensable si basas tu estrategia en los portales de empleo de pago. El principal impedimento para ello es que los candidatos que obtengas de una oferta solo los podrás utilizar en ese proceso.

Cualquier otra acción que realices, como almacenar sus datos en un Excel o invitarles a optar a otras vacantes, irá en contra de la legislación en materia de protección de datos y las condiciones de este tipo de plataformas.

 

7. Estarás pagando siempre por los mismos candidatos

Si llevas utilizando este tipo de webs desde hace años, habrás notado que con demasiada frecuencia los candidatos que recibes son los mismos de procesos anteriores. Es decir, terminas pagando por perfiles que podrías tener almacenados cómodamente en tu base de datos.

En Talent Clue teníamos esa impresión, pero queríamos contrastarla con datos reales, así que pedimos a uno de nuestros usuarios analizar su reclutamiento en Infojobs. Esto fue lo que encontramos:

base de datos portales de empleo

El color azul indica los candidatos nuevos recibidos desde Infojobs, mientras que el naranja los que ya estaban en la base de datos. A los dos años, más de la mitad de los inscritos que recibían formaban parte de su base de datos.

 

Punto extra. El precio por candidato es caro, muy caro

Gracias a los cientos de usuarios que utilizan Talent Clue también hemos podido estimar el coste medio por candidato cuando se recurre a portales de empleo. El resultado ha sido de 1,56 € por candidato. Usando canales propios como las redes sociales o la Página de Empleo, el gasto es un 86% menor: 0,22 € por inscrito.

 

Aquí comienza tu transformación

Como has podido ver a lo largo de este artículo, depender únicamente de los portales de empleo para tu reclutamiento no solo es caro, si no que lastra tu estrategia de reclutamiento por distintos motivos. En Talent Clue queremos ayudarte a salir de esta situación, por eso te invitamos al Webinar gratuito Dejar de depender de los portales de empleo es fácil si sabes cómo.

En él conocerás los pasos para reducir el peso de estas plataformas en tu búsqueda de talento y los canales que te darán mejores resultados. También verás casos reales de compañías que cambiaron con éxito su modelo. Te esperamos el 4 de octubre a las 11:00 hora española. ¡Apúntate ya!

 Si ya estás inscrito, puedes descargarte la Guía Definitiva para una Página de Empleo perfecta, el primer paso para poner a punto uno de los canales de reclutamiento que más alegrías te va a dar. 

 

New Call-to-action

 

Sobre Cristina Alvarez

Especialista en Recursos Humanos y Tecnología. Desde Talent Clue ayudo a empresas como la tuya a crecer con el mejor talento, mejorando el día a día de su Reclutamiento y Selección. Contribuyo a la transformación de sus procesos para que cumplan sus objetivos y mejoren su productividad.

  • Conecta con Cristina Alvarez