¿Qué Grado de Digitalización Tiene tu Empresa? Blog Feature

Por: Floreal Pecino - 4/11/2015

Imprime/Guarda como PDF

¿Qué Grado de Digitalización Tiene tu Empresa?

digitalizacion empresas

Hace pocos días se publicó el estudio “Transformación Digital en RR.HH.”, elaborado por la empresa Íncipy y la escuela de negocios Inesdi, con la colaboración de Advantage Consultores. Resulta bastante interesante, especialmente porque en él han participado más de 100 directores y directoras de Recursos Humasno en España; es decir, los que más saben del tema.

Por ello queremos hacer mención del mismo y basarnos en sus resultados para valorar la situación en la que nos encontramos respecto a la capacidad tecnológica de nuestras empresas; así mismo, saber qué actuaciones están llevando a cabo para mejorarla.

¿Cuál es la Situación Actual?

Es una realidad (menos mal que reconocida), que las empresas están en una etapa de camino hacia la digitalización. Aunque hace 30 años estaban en un momento de conocimiento previo y ahora se muestran mucho más competentes digitalmente, todavía están retrasadas con respecto a otros países, sobre todo EE. UU. Los datos del informe lo corroboran:

  • La mayoría de las iniciativas se centran en las herramientas digitales para la comunicación interna (de carácter unidireccional, como Intranet, portal del empleado, newsletters…) y para la captación de talento a través de las redes sociales. En este apartado hay que resaltar que, aunque muchas cuentan con un perfil activo en Linkedin, otras tantas aún los tienen; si acaso, en redes sociales corporativas pero no específicas de Recursos Humanos. Además, todo esto se está haciendo sin una buena estrategia de employer branding, que hace perder muchas posibilidades.
  • Se consolidan las redes sociales corporativas (de los miembros de la propia empresa).
  • Se usa un Software específico de Reclutamiento, pero de modo tradicional, sin aprovecharlo para la gestión de proyectos o el análisis de datos
  • Es llamativo que apenas se usen las redes sociales para mejorar la imagen de la empresa.

La Digitalización Como Parte Necesaria del Reclutamiento 2.0

El proceso de digitalización se dirige casi exclusivamente a la actividad de adquisición de talento; así, por ejemplo, las actuaciones que las empresas están llevando a cabo en los últimos años son:

  • Incorporación de un Software de Reclutamiento para la gestión de proyectos y el análisis de datos/ Big Data.
  • Uso de las redes sociales solamente para captar talento para la empresa.

Se trata de un tema muy necesario, ya que la tecnología representa una oportunidad para la captación y selección de personal (Twittear Esto). Todavía son pocos los que tienen integrada la gestión digital, pero un 23 % de las empresas ya hace la contratación a través de redes sociales (Twittear Esto); cierto es que ese tanto por ciento lo representa, sobre todo, el sector Servicios y Tecnología de la Información y Comunicación.

Hay que resaltar que hoy en día la gestión digital tiene muchas ventajas:

  • Acceso a más candidatos (a través de una base de datos en la que se registran los propios interesados).
  • Aplicación de filtros para barajar los perfiles que más se ajustan al puesto.
  • Acceso a un mayor número de los profesionales que no están buscando activamente empleo.
  • Posibilidad de poder conocer e interactuar vía online al candidato, evitando así desplazamientos y costes para ambas partes.

La digitalización no es impersonal; al contrario, ayuda a la transparencia y está en proceso de transformar totalmente la relación entre la compañía y el trabajador (Twittear Esto).

En definitiva, todo esto lleva a un ahorro de tiempo en el proceso de la contratación y a una mejora de la calidad del mismo, pues se puede acceder a datos que de otra manera sería más difícil obtenerlos, lo cual facilita enormemente el trabajo.

Qué Ocurre en las Empresas

redes sociales corporativas

No hay que ser pesimistas, al contrario: los datos reflejan que hay un avance notable de transformación digital en Recursos Humanos (Twittear Esto). Si bien el contexto socio-cultural de España, unido al grado de cultura empresarial son determinantes en esto, las cosas están cambiando.

De hecho, el apartado 9 del estudio, que se refiere a la formación, demuestra cómo las empresas saben de estas carencias y de ahí que los programas formativos en habilidades digitales para los empleados estén aumentando mucho (con excepción de los directivos, ¿quizás porque su perfil profesional no esté bien descrito?).

Las redes sociales corporativas tienen muchas ventajas para la empresa, como fortalecer la comunicación interna; también son perfectas para mejorar la confianza y la motivación y, como consecuencia, crear mayor sentido de pertenencia y vinculación con ella. Las más conocidas, además de Facebook (que no nació para el ámbito laboral, sino personal), son Zyncro, Kudos, Yammer y Zoho Connect.

Además, integran varias herramientas en la nube para aligerar y optimizar herramientas tradicionales como el correo electrónico. Se consigue así una plataforma actual con microblogging, gestión de contactos, etc. Al no requerir instalación en servidores propios, son sencillas y fáciles de usar y posibilitan la publicación de contenidos externos para compartir con clientes y proveedores.

Una de sus principales características es ofrecer una rápida comunicación en tiempo real y espacios colaborativos personalizables, incluso desde fuera de la oficina a través del móvil o la tablet, porque, una vez instaladas, la mayoría se complementan con sus versiones para iOS, Android y mobile web. Así mismo, permiten la integración con otras plataformas (Gmail, LinkedIn y Skype).

La implantación de las redes sociales corporativas es una realidad ya en muchas empresas españolas (Twittear Esto). Para quienes deseen usarlas, es aconsejable seguir estas medidas previas:

  • La Dirección General debe apoyarla, así como todos los directivos.
  • Planificarlo bien, para impulsarla y procurar la participación de los usuarios.
  • Comunicarlo a todos y formar sobre su uso y sus beneficios.
  • Apoyar a todos para que pierdan el posible recelo y aprendan a utilizarla poco a poco y sin presiones.
  • Reconocer las aportaciones de los empleados con menciones, y agradecimientos, reconociendo siempre el talento de cada uno.
  • Compartir, en primer lugar, asuntos de trabajo; los temas personales deben estar menos presentes, pero siempre con discreción.
  • Ir “paso a paso”, sabiendo que todo cambio lleva un tiempo.

Muchos directivos no conocen bien a sus empleados; estas herramientas digitales son muy adecuadas para empezar a hacerlo y no perder el talento que tienen en sus departamentos, muchas veces ignorado.

El Employer Branding o fidelización del capital humano, que sigue siendo la asignatura pendiente de las empresas, tiene dos vertientes: la vinculación de los trabajadores (para la cual esas redes sociales corporativas son ideales) y el descubrimiento de nuevos talentos; hablemos de este último.

El Employer Branding surgió a mediados de los años 60 en Reino Unido y Estados Unidos, consolidándose en los 90. Se define generalmente como la suma de estrategias, políticas, iniciativas y herramientas de una compañía para definir, posicionar y gestionar su marca como elemento de atracción y de retención de profesionales.

Aunque las grandes compañías y las multinacionales tienen webs de empleo adaptadas (principalmente las que se dedican exclusivamente a captación y selección de personal), la mayoría sólo tienen una web comercial, con datos de contacto y nada más.

El candidato interesado por la empresa, si desea presentar su CV, tendrá que tomar la iniciativa y contactar con ella personalmente. Incorporar herramientas digitales a través de las cuales se traslade la marca de la empresa y se faciliten las relaciones externas con los candidatos hace que la cultura e identidad corporativas se proyecten hacia el exterior y queden reflejadas en las acciones de comunicación como empleador (ofertas de trabajo, asistencia a ferias de empleo, etc.).

Es una estrategia de marketing de empleador dirigida no sólo a profesionales en el mercado, sino también a prescriptores de empleo y a antiguos empleados, que son importantes embajadores de la marca.

Por un lado, según el estudio citado, las empresas, entienden cada vez más la digitalización como una herramienta competitiva, que les posiciona y hace más fuertes en el mercado. Por otro, Internet es una herramienta imprescindible, puesto que les facilita conocer quién es la persona del perfil que reciben.

También lo es para los candidatos, que cada vez más dejan su huella digital para darse a conocer en la búsqueda o mejora de trabajo. Como decía el filósofo estadounidense Eric Hoffer: "En tiempos de cambio, quienes están abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe".

¿Qué grado de digitalización tiene actualmente tu empresa? ¿Es realmente útil y determinante la implementación de estas prácticas en tu departamento? 

La digitalización de las empresas y del Reclutamiento es pieza fundamental para el desarrollo. Descubre cómo tu puedes apoyar estos procesos en lapróxima edición de las #CharlasTC. Inscríbete

 

Ebook Recruiter Digital

 

Otros posts de interés:

  • La Tecnología y la Selección de Personal
  • Recursos Humanos 2.0: La Revolución en la Gestión y Selección de Personal [Guest Post]
  • Las 6 Prioridades de Recursos Humanos en la Actualidad

 

Apúntate a Charla TC sobre Transformación Digital