Candidatos y clientes: motivos por los que tratarlos (casi) igual Blog Feature
Clàudia Martínez

Por: Clàudia Martínez - 17/1/2019

Imprime/Guarda como PDF

Candidatos y clientes: motivos por los que tratarlos (casi) igual

Employer Branding | Candidate Experience | Career Page | Página de empleo

Hace unos días, compré por Internet el regalo del amigo invisible de Navidad de la empresa. Pagué y a los 30 segundos me di cuenta de que me había equivocado de producto. Escribí a la empresa proveedora para explicar mi situación. Yo, que no esperaba recibir una contestación hasta el día siguiente con una negativa, lo que recibí fue un mail al cabo de 3 horas de un chico comprensivo, simpático y resolutivo que ya había gestionado mi demanda y ya me habían reembolsado el dinero. Alegría y ganas de comprar allí de nuevo, fue lo que sentí.

¿Por qué no harías lo mismo con tus candidatos? Al final, tus candidatos también son tus clientes. Y ¿qué pasa cuando un cliente tiene una mala experiencia? A parte de que se enfada, le pierdes a él y, quizás, a todos los amigos a quien ha contado su experiencia. Queridos recruiters: sí, los candidatos, igual que los clientes, cuentan a sus amigos y familias (e incluso a sus followers)  las buenas experiencias y, sobre todo, las malas.

El 63% de los candidatos explican sus experiencias negativas en los procesos de selección a su entorno

No solo explican qué les ha pasado, sino que cambian su comportamiento hacia tu marca. Sigue leyendo porque, a continuación, te explicaremos qué tienen en común la experiencia del consumidor y la del candidato y en qué te influye.

1. El consumidor y el candidato buscan información similar

Hemos hecho ya varias comparaciones al principio del post entre los consumidores y el candidato. Aún así, es una realidad que siempre se prioriza la experiencia del consumidor, porque es la más obvia a la hora de conseguir beneficios, ¿no? Si no, que nos lo digan nuestros compañeros de marketing. Pero no nos rendimos, y aquí seguimos dando importancia máxima a la experiencia de candidato, porque, al final, todos buscan saber lo mismo cuando entran en contacto con la marca. O casi lo mismo. Mira esta tabla y descúbrelo. 

candidates and customers expectations candidate experience

Es muy necesario explicar en qué momento del proceso se encuentra y cuáles serán los next steps. En esta tabla podemos ver algunas comparaciones claras. Viéndolo así, parece obvio, ¿verdad? Pero lo más importante para los candidatos es la comunicación a lo largo del proceso de selección. Nadie dejaría de contestar a un cliente, porque le perdería. ¿Por qué no estamos en contacto constante con los candidatos de nuestros procesos, también?

2. Perder a un candidato es perder a un consumidor

Está comprobado que el 53% de los candidatos que se inscriben a tu oferta, es porque han tenido algún tipo de contacto con tu empresa, en la mayoría como compradores del producto. Tienen una imagen concreta sobre ti, confían en ti y tienen unas expectativas. ¿Qué pasa si estas expectativas no se cumplen ni por asomo? La imagen empeora y la confianza se rompe. El 46% de los candidatos que tuvieron experiencias negativas afirman haber dejado de ser clientes de la empresa.

Te pondré un ejemplo:

Imagina que eres una empresa retail.  Tienes a 2.000 candidatos insatisfechos. Cada uno gastaba, de media, 40€ al mes en tus productos. El 6% de estos candidatos deciden no volver a comprar a tu tienda, es decir que pierdes 120 clientes. Al mes pierdes 4.800€ y, al año, habrás perdido 57.600€.

 

El 27% de los candidatos con malas experiencias recomendarán a otras personas no inscribirse a tus ofertas

Pierdes mucho más que dinero. Pierdes a personas que, con una mejor atención, habrían podido ser embajadores o prescriptores de tu marca. Pierdes ciertos candidatos para siempre: el 80% de los job seekers no volverían a inscribirse a tus ofertas si han tenido una mala experiencia. También puedes perder otros posibles candidatos con talento y pierdes confianza en la marca.

Como ves, es clave mejorar tu candidate experience, porque eso enamorará al talento y, aunque no acabe trabajando en tu empresa, tendrá una buena imagen de ella. Recomendará a sus amigos inscribirse a tus ofertas. ¿Por dónde puedes empezar?

  • Crea una página de empleo. Explica tus valores, presenta a tu equipo y permite quelos candidatos se inscriban a través de una oferta genérica si es necesario, como alternativa.

  • Trabaja tu comunicación con los candidatos. Ya hemos dicho que es una parte clave. Comunícate con ellos constantemente, dáles feedback y pregúntales qué les ha parecido el proceso.  El 38% de candidatos no recibe ningún tipo de información tras inscribirse a una oferta.

  • Personaliza las entrevistas y llámalos sea cual sea la decisión! Solo un 8% recibe una llamada que no continúan.

Estos son los primeros pasos, pero recuerda que la tecnología también es un gran aliado para crear una candidate experience. Ponte en la piel del candidato que una vez fuiste (y que seguramente, volverás a ser), imagina cómo sería tu proceso de selección ideal y empieza a trabajar en él. La creatividad también te servirá de gran ayuda.

¡Sé diferente, destaca! Descárgate la guía para conocer aún más sobre la experiencia de candidato y ver ejemplos.

Los 4 pasos para una Experiencia de Candidato Excelente

 

Sobre Clàudia Martínez

Lo mío es la creación de contenidos y estrategias de Employer Branding. Nunca paro quieta y mi mente está llena de preguntas sin respuesta e ideas para llevar a cabo. A veces también escribo.

  • Conecta con Clàudia Martínez